Saturday, August 23, 2008



El disco da vueltas y se te mete en la cabeza


Ahora me doy cuenta
siempre escuché el mismo disco
el de los chicos del pasto que toman sol en la pileta
y el del caballo imparable que no reflexiona
para correr más veloz
lo saqué, lo cerré, lo doblé
le guardé los pastos y las crines
y lo hice paquetito de mis partes más claras

los ojos y los oídos escuchan y ven todo distinto
una misma pieza se visita dos veces
y el mismo chico se descabeza
un perro que termina pateado en la calle
de la ciudad que sube al cielo y explota
de lejos ver las luces y correr
la avenida así de mal
no son nada fáciles, y llegar menos
entrar por un pasillo largo
caminar por el barrio para acostarnos
y después ir a la cena con alguien delirando
que yo callo
no le hago otra escena,
lo callo.

Me pregunto misteriosamente
por los discos que una vez soñé
anidaban en mi espalda.
La bandeja daba vueltas
yo la dejaba crecer
y me sentaba a escuchar

cómo la música de adentro
me corría las piernas.



5 comments:

niñacriolla said...

a-ño--ra-ba este regreso! muuuuuuchas gracias por el link de abajo pero muuuuuchas más por este puem sobre discos, preciosísimo, amiga.los discos te retrotraen a lugares lindos. Ah! y seguís sonando clarito, eh.

Moyi said...

bis bis queremos bis!


Moyi.

Clara O. said...

Gracias, amigas, por el recibimiento!!! Love u a ambas!
BESOSSSS

Roky Rokoon said...

pasto, too much pasto me parece a mi ja

Clara O. said...

jeje leíste la cita, Rokoon. Totalmente de acuerdo... sobredosis de pasto durante mi adolescencia :-)
Beso!