Sunday, June 08, 2008

La de los ojos abiertos


Nos faltaron muchas cosas pero lo primero, lo más fundamental es que no leímos Alicia y se nos fue el tiempo que teníamos y, finalmente, no leímos nada. ¿Será porque yo los libritos me los como y entonces tenías miedo de compartir los tuyos conmigo? Pero no, jajaja, te engatusé, cuando yo te hablaba de cómo comía libritos los martes no me refería a los de papel. No hablaba, como se dice, en literal, aprovechaba las metáforas de otros, me aprovechaba de las panaderías (y cómo me aprovecho a veces). Retomando, yo estoy segura de que Alicia nos salvaba, estoy segura, sí, de que nos hubiera ayudado a jugar, porque a mí, no sé si sabías, me cuesta mucho jugar, desde chica que me cuesta. Vos eras el papá, yo la mamá, vos venías a mi casa cuando no había nadie y teníamos todo para los dos y entonces yo cocinaba o hacía como que cocinaba una especialidad que podíamos planear o también podíamos comprarla en una rotisería, no importaba, porque hacíamos como si la hubiera preparado yo y hacíamos como que no teníamos hijos todavía (y no tiene importancia que fuéramos papá y mamá), sino que vivíamos una vida de recién casados y todo nuestro interior estaba en nuestra cara, hasta lo que metafóricamente solemos llamar el corazón estaba puesto ahí afuera, y es que en la casa de este juego no había realidad psíquica, con perdón de Freud, que me tenía que disculpar que en mi juego le anulara algo tan fundamental. Y si no era tu plato preferido lo que preparaba, tampoco importaba, porque hacíamos como que sí, que era y, así, todo era como queríamos. Y otra cosa que nos faltó, ahora que hablé de Freud me acuerdo, es que habláramos de nuestros sueños, pero no de cualquiera, sino de los sueños de vos conmigo y de yo con vos. Obvio que no íbamos a usar a Freud para entenderlos (aunque quisiéramos ser rigurosos con el método no hubiéramos podido y, además, nos hubiéramos hundido hasta el cuello), porque yo, a pesar de amar mucho a Freud desde toda la vida, te hubiera dado ese lugar para que eligieras qué querías hacer con nuestros sueños y yo creo que podíamos haber hecho mucho, la cosa era retenerlos, acordarse de qué soñabamos a la noche y eso no era fácil, ya sé, obviamente, pero tendríamos que haberlo intentado por lo menos, porque además los sueños son tan buenos temas de conversación, son tan buenos compañeros, sobre todo cuando uno está con tres vodka tonic encima o drogado, y entonces no se hubiera hecho nunca el silencio, creeme, porque siempre podíamos hablar de nuestros sueños y si me abuela me preguntaba (imposible porque ya no está, pero acordate de que a mi abuela la podíamos invitar también a nuestra casa del juego) “¿y tienen buena conversación con este chico?”, yo le respondía “sí, abuel, obvio, nunca se hace el silencio”.

10 comments:

Moyi said...

nunca dejes de soñar,

Abrazo grande! =)


Moyi.

niñacriolla said...

lindura mal
¿y cómo jugamos a Alicia a crecer o a decrecer?

dominique said...

hace meses no entraba acá, huí del mundo blog.
pero vengo acá y me entero un montón de cosas. la putamadre, yo creo que hubieramos podido ser amigas cercanas si no existieran tantas complicaciones horarias.
el otro día en tea connection la pasé genial, pero fue hace un montón eso, no? siempre tenemos una fiesta pendiente.
qué genial que te vas a brasil. me muero de envidia.
hablemos cuando vuelvas. así nos tomamos un agua saborizada. beso y abrazo grande. ♫

Clara O. said...

Noelí, gracias por pasar siempre por acá. Realmente es una compañía! En cuanto a lo de Alicia, yo propongo crecer como de jugando, como de mentiritas jejeje
Moyita (jeje, nuevo apodo), quedate tranquila que con la cabeza fantaseosa que tengo...
Dom! Cómo decís "hubiéramos podido ser"?? Ya nos das x muertas? Creo que, a pesar del poco tiempo que podamos pasar juntas, somos cercanas y, además, siempre hay tiempo para tener más tiempo. T llamo a la vuelta.
Un besote grande a las tres!

Ganirivi said...

me encanta este texto Lau...
que lo pases muy bien en Brasiu!

:-)
besos!

Cíclopa said...

Clara. O

Cuando vamos a ver nuevos escritos tuyos?

Un fuerte abrazo, nos seguimos leyendo!

Cíclopa

Palbo said...

Mandíbula mecánica que indócil
baila, descolocada y entreabierta.
Articulando la madera fósil,
ruge con el crujido de las puertas

cierto muñeco con el ojo tieso
y mueca en otras épocas radiante.
Sin haber nunca dado un solo beso,
melancólico yace en un estante.

Los trazos que simulan ser cabello
no encierran sino penas sin color,
ignorantes del cielo, de lo bello.

Y, su estopa, cargada del dolor
de fingir que la vida es sólo aquello.
De no haber conocido un solo amor.

Roky Rokoon said...

ah hay que actualizar

Moyi said...

no aflojes!!!! donde estas clara?

Clara O. said...

Gracias por acordarse de mí y de mon écriture :-). Estaba muy ocupada!! Pero ya lo voy a remediar.
Besos!!