Wednesday, October 31, 2007

A FUERZA DE TENER AGUA...

Sunday, October 28, 2007

los besos sí me mantienen despierta
La foto de arriba es una postal que le regaló mi abuelo Miguel a mi abuela María para un cumpleaños no sé de qué fecha porque no hay escrita ninguna, pero supongamos que para los diecisiete, o sea que la foto pongámosle es de 1933, 1934 (después del derrocamiento de Irygoyen, pleno gobierno conservador, pero eso da igual, mis abuelos eran todos peronistas lo que significa que a esa altura no eran nada todavía). Atrás de la foto hay un poema de esos tan populares que siempre terminan en canción de cancha y que está escrito de puño y letra de mi abuelo, con esa letra de caligrafía de todos los viejos que pasaron pocos años en la escuela: “Del cielo son las estrellas/ del jardín el alelí/ de mis momentos más gratos/ los besos que yo te di”. Las malas lenguas de mi familia (literalmente mis tías abuelas) dicen que mi abuelo era muy mujeriego y que mi abuela lo esperaba incondicionalmente, de hecho estuvieron de novios más de 7 años, hasta que mi bisabuelo le puso los puntos y entonces se casaron, lo que obviamente no impidió que mi abuelo siguiera dando rienda suelta a su pasión por fiestas y mujeres (la “Pampona” entre las más recordadas por mi abuela y fíjense que ese nombre ya da mucho que pensar). Incluso mi abuelo fue el Presidente de la Comisión de Fiestas de no sé qué club de Barracas o sea que hasta cargo de fiestero tenía. Mi abuelo murió a los 52 (creo) por cáncer de pulmón, yo ni lo conocí y sus tradiciones nunca me llegaron: esa línea de mi familia me quedó medio trunca y entonces por donde mire en mi historia hay algo así como una especie de matriarcado, una gravitación extraordinaria y casi prepotente del punto de vista femenino (“es femenino estar roto” MR dixit y lo cito de memoria porque en mi caso viene a cuento): la vida vista por mujeres, más o menos felices, más o menos rotas, más o menos inteligentes, frustradas, frágiles o fuertes, trabajadoras, madres, etc.
El viernes fui a una disco de palermo y conocí a un pibe de misiones que ahora vive en recoleta y bueno, estuvimos charlando, tomando algo, y blablabla y él estaba re cansado, no había dormido nada porque había tenido una presentación en el trabajo de algo que no me acuerdo bien y entonces me dijo algo así como “es triste que lo único que te mantenga despierto sea el vodka tonic”, cosa que no me pareció nada a tono con un levante y entonces para adentro pensé primero y después no llegué a decirle: “a mí, a esta altura de la noche, los besos son lo único que me mantienen despierta, así, mirá, con los ojos bien abiertos como cuando te hablo, porque sí, porque a mí me gusta así y ¿venís a mi departamento? no, mejor no, ahora me voy a casa cerrando bien los ojos, atontada por el sueño y el vodka, un poco adormilada y cuidado que por ahí, sin ver, por apretar tanto los ojos, así como estoy ahora, me tropiezo antes de salir”.

Saturday, October 27, 2007

Material Girl
El cuerpo llora
donde puede
la pobre se deja hacer
y se echa
con una pierna del pantalón desnuda
una parte de la bombacha salida,
el cuerpo re concentrado
que tapa órganos
no se le ven
porque de adentro está todo seco
la boca no está drenada
falta el mate de palo azul
la coca, el té, el agua
todo lo que se le cayó afuera
el río que brotó claro
el estómago en la mano
la garganta en manantial
y los órganos de a chorros
casi como fluyendo
que se adhirieron a la cara
el maquillaje exagerado
y el cuerpo fácil
de una chica superficial

Y mientras YO
no hago nada:
sh sh sh sh sh
en vez de leer el Corán
miro la luna
redonda y clara.

Thursday, October 18, 2007